ORIGEN DE LOS GUANES

¿Cuál fue su origen?
Probablemente fueron los descendientes de pueblos amerindios que atravesaron el istmo de Panamá hace unos quince milenios, continuando con un proceso de colonización del continente americano que se llevaba a cabo desde tiempos remotísimos.
No pueden excluirse, sin embargo, orígenes diferentes, por ejemplo de las islas del Pacífico o incluso del continente antiguo, como sostienen algunos arqueólogos.
Los guane vivían de la pesca, practicada en el Chicamocha y de agricultura, pues cultivaban maíz y yuca.
Producían pomposos tejidos de algodón y los teñían utilizando vegetales y piedras.
Estos textiles tenían un valor elevadísimo para los guane, quienes los usaban para cubrirse y protegerse del viento.
Los tejidos de algodón se utilizaban también como signo de distinción social y como ofrendas a los Dioses, o también como emblemas para los guerreros, paga de impuestos o como objeto de intercambio con los pueblos vecinos.
Otro de los usos de los textiles de algodón era el de dote matrimonial: cuando un hombre pedía la mano de una mujer, ofrecía al padre de ésta una cierta cantidad de tejido. Si la mujer se negaba, el hombre tenía la posibilidad de hacer una última oferta aumentando la cantidad de tejidos preciosos.
El pueblo guane se adornaba el cuerpo con joyas de oro y de cobre, que se elaboraban exquisitamente.
Además eran buenos artesanos, puesto que producían cestas y óptimas vasijas de cerámica.
Los guane estaban gobernados por un Cacique y la organización social estaba basada en grupos de familia matrilineales que pueden ser llamados “clanes.”
Varios clanes formaban una tribu y el conjunto de las tribus estaba gobernado por el Cacique.
Los guane creían en la inmortalidad del alma y veneraban al Sol y a la Luna con complejos rituales místicos, además momificaban a los difuntos, quienes luego eran dejados en las grutas del cañón del Chicamocha junto con joyas de oro, armas, tejidos y otros instrumentos que consideraban esenciales para el “viaje eterno.”
Del análisis del territorio, de hecho, se demuestra que el pueblo guane vivía cerca al río Chicamocha, en donde podía pescar y practicar la agricultura, mientras que la parte alta del cañón, formada por paredes de roca perpendiculares al río y atravesada por estrechos senderos, se utilizaba por razones espirituales y místicas. En los huecos de estas rocas, de hecho, fueron encontrados restos humanos y cuerpos momificados. Estas cavernas y huecos fueron usados como cementerios para los Caciques y probablemente como lugares de culto y meditación.
Los otros pueblos indígenas de la zona, por otro lado, como los yariguies, que vivían en zonas más húmedas cerca al Río Magdalena, no practicaban la momificación de los difuntos, sino que desenterraban los cadáveres y en una segunda ceremonia, ponían los huesos del difunto en una urna funeraria de cerámica que sucesivamente enterraban.
El pueblo guane practicaba la deformación del cráneo sea en sentido vertical que occipital. Se piensa en que los cráneos de algunos niños destinados a ejercer papeles importantes en la sociedad eran deformados con apretadas vendas.
Esta práctica tiene que ver entonces con motivos de estratificación social, o tal vez con motivos concernientes a la espiritualidad.
Una de las características del pueblo guane fue el interés por la cronología y por la astronomía. Últimamente fueron encontrados en la Mesa de los Santos 15 objetos ovales en cerámica cuidadosamente tallados que fueron reconocidos como un calendario.
Algunos investigadores sostienen que del estudio atento de estos objetos puede descubrirse un calendario lunar “sagrado” de 260 días además de un calendario solar de 365 días.
Otra importante fuente de estudio de la cultura guane son las pinturas rupestres, los pictogramas y los grabados (petroglifos) que se pueden admirar en las cercanías de las grutas y de las hendiduras de los Cañones de Chicamocha.
Los dibujos y pictogramas fueron hechos probablemente con la utilización de plantas directamente en las paredes de la roca. Generalmente son cubiertos con pedazos de piedra superior que los protegen de la lluvia y de la erosión.
Se cree que estos pictogramas representaban un tipo de lenguaje ritual o simbólico.
Más que nada, en ellos es recurrente la figura del Sol, que era venerado como Dios portador de vida. Algunos de estos signos circulares son circundados por 12 rayos y esto puede hacer pensar en un calendario solar.
Hay, además, varias figuras antropomorfas estilizadas y muchas figuras zoomorfas (insectos y reptiles).
En algunos de estos huecos situados en zonas de difícil acceso, hay signos muy particulares, repetidos dos veces. Algunos investigadores piensan que se trata de ideogramas, o bien, signos que representan una idea y no una cosa.
Se piensa también que algunas de estas pinturas rupestres y pictogramas hayan sido hechas por chamanes que estaban bajo la influencia de plantas alucinógenas como la coca.
Este sistema, usado para representar seres animados o cosas con imágenes estilizadas es llamado pictografía (del griego: escritura por medio de la pintura) o glifografía (escritura por medio de signos grabados), en cuanto hace uso de dibujos o grabados en la roca.
Es el primer paso de un largo recorrido que llevaría al pueblo guane a formas de escritura más complejas como la utilización de ideogramas y la consiguiente escritura silábica.
El cronista español Juan de Castellanos en su obra “Elegía de Varones ilustres de Indias”, escrita en los últimos años del siglo XVI, nos describe el territorio ocupado por el pueblo guane en el momento de la llegada del “conquistador” alemán Ambrosio Alfinger, en 1533.
El pueblo de los guane fue diezmado principalmente por los virus traídos inconscientemente por los europeos, como por ejemplo la viruela.
Los sobrevivientes fueron asesinados por el terrible conquistador español Martín Galeano, en el año 1540.
Según Juan de Castellanos, el Cacique del dominio Guane era Guanentá, quien organizó una fuerte pero sin embargo inútil resistencia contra los españoles, que avanzaban a caballo armados con espadas de hierro y arcabuces.
Por Yuri Leveratto

    Followers

    Se ha producido un error en este gadget.

    Dales de comer haciendo click